La App Store está bajo presión y Apple se está agrietando

La App Store está bajo presión y Apple se está agrietando



Cuando escribí el año pasado sobre la respuesta de Apple a la demanda de Epic y la próxima demanda entre las empresas, enumeré cuatro posibles resultados. Hoy, después de unas semanas en las que Apple se ha contentado no una sino dos veces con detener las demandas relacionadas con la App Store, está claro que la compañía apunta al cuarto resultado: aflojar voluntariamente su monopolio en la distribución de aplicaciones iOS de alguna manera. que satisfaga a las autoridades y tribunales de competencia.

Apple ofreció indicios de esta estrategia con un acuerdo con un grupo de desarrolladores de iOS de EE. UU. Que lo demandaron por explotar lo que afirmaron era un monopolio ilegal, en la forma de la App Store. Se supone que Apple debe dar dinero a los pequeños desarrolladores en los EE. UU. Y hacer algunos cambios menores en las reglas de la App Store, pero claramente es principalmente para mostrar.

Unos días después, llegó el siguiente anuncio, esta vez después de un acuerdo con la autoridad de competencia japonesa: Apple comenzará a permitir que los desarrolladores se conecten directamente a sus propios sitios para permitir que los clientes se registren. Suscribirse y administrar sus cuentas, sin que Apple reciba una reducción de ingresos. y sin que el usuario tenga que preocuparse por salir de la aplicación. Si bien esto solo se aplica a las aplicaciones de 'lector' al principio, es un gran paso para una empresa que hasta hace poco proclamó audazmente que su enfoque era bueno y que los críticos estaban equivocados.

Mientras tanto, Apple recibió malas noticias cuando la Asamblea Nacional de Corea del Sur aprobó una ley que prohíbe a Apple interferir con los sistemas de pago utilizados por los desarrolladores para compras dentro de la aplicación. (Esto también se aplica a Google).

Solo el principio

Corea del Sur y Japón no son un juego de niños, y Japón en particular es un mercado importante para Apple, un mercado en el que el iPhone tiene una participación más alta que cualquier otro país importante. Si las autoridades japonesas se contentan con conformarse con las concesiones que Apple ha hecho hasta ahora, la empresa lo está haciendo bastante bien.

Pero en realidad solo hay dos regiones que absolutamente crucial para Apple, y estos son la UE y los EE. UU. Y aquí es donde las cosas podrían ponerse realmente complicadas.

Las autoridades de ambas regiones tienen investigaciones en curso; Los reguladores estadounidenses, por ejemplo, han comenzado a discutir varias medidas que podrían afectar a Apple y la App Store. Es posible que las leyes de competencia vigentes se apliquen al negocio de Cupertino.

Demasiado grande para su bien

Apple siempre ha querido controlar su ecosistema, mientras crece y llega a más usuarios. Pero estas dos misiones no son compatibles.

El problema es que el iPhone es ahora utilizado por tanta gente que las autoridades de competencia y los reguladores han detectado un problema: para llegar a un mercado grande y financieramente viable, los desarrolladores prácticamente no tienen dinero. No hay más remedio que seguir las reglas de Apple. Limitar su mercado a Android solo no es factible.

Sin mencionar el problema si las propias autoridades quieren publicar aplicaciones que todos los ciudadanos deberían poder usar, pero esas aplicaciones no pueden seguir todas las reglas. Apple ya ha hecho varias excepciones de este tipo, como la identificación bancaria en Suecia y la solicitud del Reino Unido para registrarse como ciudadano de la UE que vive en el Reino Unido después del Brexit. La empresa, obviamente, se da cuenta de que tratar a todos los desarrolladores por igual no funciona.

Si más países siguen el ejemplo de Corea del Sur y prohíben a Apple bloquear a los desarrolladores en su solución de pagos, Apple tendrá que tomar una decisión: relajar los controles en la App Store o dejar que los desarrolladores publiquen aplicaciones fuera de la tienda.

La defensa de Apple contra el bloqueo es que protege a los usuarios del fraude, y es cierto: si Apple comienza a permitir que las aplicaciones en la App Store soliciten a los usuarios que completen directamente los datos de su tarjeta o que conecten cuentas de PayPal tarde o temprano, seguramente los desarrolladores pasarán por alto los cheques. y estafar a los usuarios con dinero.

Pero, por otro lado, la empresa podría reducir sus tarifas para competir con alternativas, y la mayoría de los usuarios parecen apreciar la seguridad y la facilidad de pagar a través de Apple. Es probable que la mayoría de los desarrolladores continúen usando los métodos de pago en la aplicación de Apple si no esperaran ganar más eligiendo otros sistemas.

Lagrimas de cocodrilo

Es difícil predecir cómo resultará esto, pero verse obligado a abrirse a tiendas de terceros puede ser, en última instancia, una opción más aceptable para Apple que perder cada vez más el control de la App Store. Y es importante recordar que los mayores ingresos de Apple provienen de las propias ventas de iPhone, y sin aplicaciones de terceros, casi nadie compraría el iPhone.

La compañía puede hacer que parezca que es un privilegio lanzar aplicaciones para iPhone, pero Apple es igualmente dependiente de los desarrolladores. como un grupo porque todos los desarrolladores están en Apple. Es solo que Apple no depende de ningún desarrollador individual, mientras que cada uno de ellos está a merced de los caprichos de Apple. Y eso es en lo que deberían centrarse las autoridades y reguladores de la competencia.

Este artículo apareció originalmente en Macworld Suecia. Traducción de David Price.

Deja un comentario