Cómo se vería un iPhone sin muesca

Cómo se vería un iPhone sin muesca



Cuando se trata de la muesca del iPhone, hay un gran desacuerdo dentro de la comunidad de Apple: algunos encuentran fea la muesca en la parte superior de la pantalla y piden que esté prohibida en la pantalla del teléfono inteligente, mientras que otros la celebran como algo único. característica distintiva de un iPhone – similar al botón de inicio. Otros se han acostumbrado a su apariencia o simplemente no les importa desde el principio.

Independientemente de la opinión pública, Apple parece estar buscando formas de reducir la muesca o eliminar todo. Cuando el iPhone 2021 se lance este otoño, debería tener una muesca más pequeña. Este rumor ha existido por algún tiempo, ya que el Universo de Hielo más débil publicó un gráfico “ filtrado '' en Twitter a Twitter. que mostró una muesca más estrecha en octubre de 2020. Otros informes y filtraciones siguieron a esto, con el famoso filtrador de Apple, Jon Prosser. confirmando que la muesca del iPhone 13 (si así se llama iPhone 2021), será más pequeña.

Sin embargo, también hay rumores de que Apple lanzará al menos un nuevo modelo en 2022 sin notch. El iPhone 14 Pro (el sucesor en 2022 del iPhone 13 Pro o iPhone 12s Pro) tendrá, según el analista de TF International Securities Ming-Chi Kuo, un "diseño de pantalla perforado".

¿Cómo afectará este diseño sin muescas al futuro del iPhone?

Sin muesca: ¿qué pasa con Face ID?

Si los planes de Apple son eliminar la muesca, surge la pregunta: ¿dónde van a colocar los sensores Face ID?

Face ID proyecta más de 30.000 puntos infrarrojos en una cara para crear una visualización de profundidad y una imagen infrarroja 2D. "Estas imágenes luego se convierten en un valor matemático que se almacena en un área especialmente protegida del iPhone", dice Apple. "Cada vez que usa Face ID, su rostro se convierte en un valor matemático y se compara con el valor de referencia almacenado en el iPhone. Si los dos valores son iguales, el iPhone se desbloqueará. Y al igual que nunca reconstruir su huella digital a partir del punto de referencia Touch ID, es imposible reconstruir su rostro a partir del punto de referencia Face ID. "Toda esta tecnología tiene que vivir en alguna parte.

Touch ID debajo de la pantalla, cámaras frontales retráctiles y retráctiles con reconocimiento facial, incluso reconocimiento facial debajo de la pantalla: la competencia ya ha demostrado que hay alternativas, aunque esas opciones no son tan seguras como el Face ID de Apple. Incluso Apple reconoce que Face ID no es la solución ideal: el iPad Air actual tiene un Touch ID integrado en el botón de encendido.

Cómo se vería un iPhone sin muesca

Es relativamente poco probable que Apple renuncie a Face ID y cambie a un método menos. Es probable que el reconocimiento facial solo sea reemplazado si Apple ha desarrollado una alternativa que sea al menos tan segura y conveniente al mismo tiempo, como el reconocimiento de huellas dactilares debajo de la pantalla. Pero, ¿un iPhone con Face ID tiene que tener una muesca?

Un desarrollador de iOS publicó tres opciones de diseño diferentes en su cuenta de Twitter. Estos muestran un iPhone todavía equipado con un Face ID, pero sin una muesca.

Su concepto muestra cómo Apple podría utilizar el "diseño perforado" sugerido por Kuo. Aunque en este caso "agujero" debería ser plural. La cámara frontal, incluidos los sensores Face ID, ya no están 'escondidos' en la muesca, sino que se destacarían con tres pequeños puntos negros en la pantalla. Estos se pueden organizar de manera diferente: horizontalmente (como es el caso actualmente con la muesca) o como un triángulo. Una tercera variación muestra un Face ID debajo de la pantalla.

Si este diseño es mejor que el actual, incluido el notch, es cuestión de gustos. Preferimos quedarnos con la muesca en lugar de tener tres "agujeros" en la pantalla.

Para obtener más información sobre lo que está sucediendo en el iPhone 13, lea nuestro resumen sobre el iPhone 13 y el iPhone 12 frente al iPhone 13: 9 razones para esperar.

Este artículo apareció originalmente en Macworld Suecia. Traducción de Karen Haslam.

Deja un comentario